Dr. Francisco J. Jiménez Espejo

De Wiki Euraxess
Saltar a: navegación, buscar
Flecha.png Volver a Experiencias personales


FOTOFJE.jpeg
Cargo: Investigador Postdoctoral “Tenure Track”
Centro: JAMSTEC
Departamento: Biogeoquímica


En Japón desde 2013


He desarrollado mi carrera científica de España, en distintos centros extranjeros a través de estancias de varios meses y en Japón con un contrato Post-doctoral JSPS. En mi actual posición en Jamstec llevo dos años, trabajando principalmente en el programa de perforaciones oceánicas IODP.

Mi experiencia previa me ayudó a adaptarme a Japón, aunque pronto entendí que el ambiente laboral aquí es muy distinto al de otros lugares. En Japón se valora mucho el respeto a la dinámica de grupo.

A nivel social fue más complicado. Al trabajar en centro de investigación fuera del ambiente universitario es difícil desarrollar vida social, y entendí que necesitaba contactar con otros colegas españoles.

Para hacer turismo con el inglés uno puede desenvolverse bien, pero para vivir aquí el idioma se convierte en un barrera importante y para muchas cuestiones necesitas asistencia de alguien que hable japonés. En el ambiente laboral se usa el inglés principalmente, pero la charlas y reuniones en japonés no son raras.

El sistema japonés está muy abierto a estancias pre y post-doctorales de investigadores extranjeros y la inversión en instrumentación científica es muy alta. Los científicos están bien considerados en la sociedad y los profesores o investigadores en centros como la Universidad de Tokio , tienen un gran reconocimiento.

Desarrollar toda tu vida científica en Japón es más complicado y es muy recomendable estudiar japonés si quiere realizarse.

El día a día es distinto si uno es post-doctoral o personal en plantilla. Como post-doctoral existe bastante flexibilidad, aunque influye mucho el jefe del grupo en su dinámica interna.

Creo que existe una gran diferencia entre aquellos investigadores japoneses que han hecho estancias largas fuera y los que han desarrollado toda su carrera en Japón. Los japoneses no suelen tomarse vacaciones largas, normalmente una semana máxima. Hasta ahora voy dos veces al año a España, uno por motivos laborales y otro por vacaciones en Navidad, unas tres semanas en total.

Me encanta la cultura japonesa, su educación, limpieza, seguridad, tranquilidad, y me siento muy a gusto en el día a día. Lo negativo para mi es la distancia con la familia, la dificultad de desarrollar relaciones más personales con los japoneses y la imposibilidad de llegar a integrarse totalmente en la sociedad para un extranjero. No tengo previsto volver pronto a España, pero no lo descarto en unos 5 o 10 años.