Dra. Irene Rebollo Mesa, Investigadora en la industria farmacéutica

De Wiki Euraxess
Saltar a: navegación, buscar
FOTOir.png
1997-2002 Licenciada en Psicología, en la Universidad Autónoma de Madrid (UAM).
2002-2006 Investigadora predoctoral con Formación de Profesorado Universitario (FPU).
2002-2004 cursa el Doctorado Interuniversitario en Metodología de las Ciencias del Comportamiento y de la Salud de la Universidad a Distancia de Madrid (UNED), Universidad Complutense de Madrid y UAM. Hace dos estancias en la Universidad de Minnesota (Sept-Dic 2002) y en la Vrije Universiteit, Amsterdam (Sept 2003-Ene 2004).
2006-2007 Investigadora posdoctoral en el Biological Psychology Department de la Vrije Universiteit, Amsterdam.
2007-2009 Profesora asociada en el Biological Psychology Department de la Vrije Universiteit, Amsterdam.
2009 Marie Skłodowska-Curie Fellow en Genética de la Esquizofrenia, Institute of Psychiatry de King’s College London (KCL).
2009-2011 Investigadora en Bioestadística y Bioinformática del MRC Centre for Transplantation, KCL.
2011-2014 Lecturer en Bioestadística, MRC Centre for Transplantation, KCL.
2014-2015 Senior Lecturer en Ensayos Clínicos, King’s Clinical Trials Unit, Institute of Psychiatry de KCL.
Desde 2015 Associate Director Exploratory Statistics, UCB Pharma.
2013-2015 Tesorera de la Sociedad de Científicos Españoles en el Reino Unido (SRUK/CERU)

¿Cómo fue tu primer paso por el Reino Unido y por qué decidiste ir a este país? Tras trabajar casi 6 años en Amsterdam en Genética de la Conducta, quise dedicarme a la ciencia traslacional. Decidí el Reino Unido por ser puntero en biomedicina, biomarcadores y medicina personalizada, y también por su cultura y lengua, factores clave para la educación de mis hijos. Tras muchas solicitudes y 4 entrevistas, me mudé a Londres gracias a una Marie Skłodowska-Curie Fellowship. Este contrato te ayuda económicamente en la mudanza, tiene un salario generoso y tiene mucho prestigio. ¿Cómo fue tu proceso de adaptación? Fue rápido, pero lo más difícil fue la transición a la investigación médica en transplante. El sistema británico valora el talento y esfuerzo. Con estudio y dedicación pronto me convertí en miembro imprescindible de los equipos de investigación clínicos. ¿Qué te llamó más la atención? La comunicación de los británicos es muy particular y distinta de los holandeses o españoles. Hay que comprender bien sus intenciones cuando hablan y escriben y cómo se toman decisiones o se resuelven los desacuerdos. Las capacidades comunicativas y la integración en la política académica (o de la compañía) son esenciales para la progresión profesional.

¿Qué destacarías del sistema de I+D+I británico? Es rico y dinámico, con una rápida transferencia de la investigación al paciente. Se valora el talento, la experiencia y el esfuerzo frente a las titulaciones. Esto permite la flexibilidad profesional; cada uno se especializa en lo que le gusta e interesa, independientemente de su formación inicial. De trabajar en la universidad has pasado a hacerlo en la industria, ¿cómo fue el cambio y qué te diferenció de otros candidatos? Me cambié a la industria para ganar más experiencia, porque la investigación en biomarcadores y ensayos clínicos en la universidad tiene financiación limitada y porque podría seguir trabajando en investigación aplicada con una carga administrativa y docente mínima.

Para mi transición, busqué trabajos para estadísticos en industria y decidí que quería trabajar como directora asociada o directora en fase clínica temprana. Tras varias solicitudes y mucho “networking”, una agencia me envió una oferta de UCB. Como UCB desarrolla fármacos para enfermedades crónicas inmunológicas y neurológicas, apreció mi carrera, mi capacidad de comunicación y mi creatividad investigadora.

¿Cómo es el día a día en la industria farmacéutica? Se trabaja en grandes equipos multidisciplinares con tareas eficientemente distribuidas, objetivos claros y tiempos estrictos. El ritmo es vertiginoso y mucha presión. Los comités ejecutivos evalúan y deciden si un programa sigue o no. Aquí, las habilidades comunicativas y de influencia son esenciales. En contrapartida, los progresos y éxitos se celebran con regularidad, y la contribución de cada individuo se reconoce generosamente. También, hacemos muchas reuniones virtuales con colegas de otros países y con aquellos que, como yo, necesitan flexibilidad laboral y trabajan desde casa. Así, puedo trabajar a tiempo completo y cuidar de mi familia.

¿Qué ha representado vivir en el Reino Unido en tu vida? He hallado un hogar para mi familia. Me siento a gusto en la cultura británica y disfruto mucho el estilo de trabajo y de comunicación. La diversidad y riqueza de oportunidades me da la seguridad de que será fácil hallar trabajo que me permita seguir disfrutando de la ciencia. La multiculturalidad forma parte del día a día y es muy útil para el desarrollo de mis hijos.

¿Qué consejo le darías a alguien que se está planteando venir al Reino Unido? Sed valientes y perseguid vuestros sueños. Con persistencia, estudio y trabajo duro se llega. Ten la mente abierta para identificar tus oportunidades y desarrollar habilidades personales que te diferencien de los demás. No olvides que hay que disfrutar de la investigación. Si sufres más de lo que disfrutas, cambia de universidad, de empresa, de campo, o de proyecto… No tengas miedo al cambio, solo puede enriquecerte. Y claro, ¡únete a la CERU! Encontrarás amigos y gente con muchos años de experiencia, que puede darte consejo y apoyo si lo necesitas.


Flecha.png Volver a Experiencias personales: investigadores españoles en el Reino Unido