Instalarse en Japón

De Wiki Euraxess
Saltar a: navegación, buscar
Flecha.png Volver a índice ¿Quiere investigar en Japón?
Flecha.png Volver a Menú Página principal


Alojamiento para investigadores

Muchos centros de investigación facilitan alojamiento sin coste, aunque no siempre es posible. Por eso, es necesario hablar con suficiente antelación con las personas que le reciban para organizarlo.

En Tokio podría alojarse en el Tokyo International Exchange Centre, que cuenta con más de 800 dormitorios amueblados para alojar a estudiantes e investigadores extranjeros, además de instalaciones comunes como gimnasio o sala de conferencias.

En Tsukuba podría alojarse en el Ninomiya House o el Takezono House, ambos propiedad de la Agencia de Ciencia y Tecnología de Japón. Entre las dos disponen de algo más de 200 habitaciones amuebladas para alojar investigadores extranjeros.

Alquilar una vivienda

Recurrir a los alojamientos para investigadores puede ser una buena opción para comenzar una estancia, sin embargo si va a pasar una temporada larga en Japón y/o si le acompaña su familia, es probable que prefiera alquilar una vivienda.

En general se recomienda gestionarlo a través de un Agencia Inmobiliaria pero también se pueden consultar ofertas online o anuncios en periódicos en idioma extranjero (inglés).

En cualquier caso es recomendable que sea asesorado por alguien conocedor del sistema e incluso acompañado por alguien que hable japonés para lograr un mejor entendimiento.

Algunas generalidades sobre el alquiler de una vivienda

El año administrativo empieza en abril, por lo que normalmente los contratos de alquiler comienzan ese mes. Tradicionalmente, la vivienda se busca durante diciembre-enero y la mudanza se realiza en febrero.

Existen días de buena o mala suerte que afectan mucho al precio que ofrecerá la compañía de mudanzas.

La entrada en una vivienda de alquiler suele suponer un coste equivalente a unos cinco o seis meses de alquiler:

  • Pago adelantado de los dos primeros meses de alquiler
  • Depósito (shikikin): de 1 a 3 meses. En ocasiones se devuelve al finalizar el periodo de alquiler en caso que se hayan cumplido los términos del contrato y no sea necesario cubrir gastos por desperfectos en la vivienda. En otras ocasiones este depósito se emplea para renovar el tatami o el papel que cubre los muros.
  • Remuneración (reikin o key money): 1 o 2 meses de alquiler que se pagan al propietario como gratitud. Este importe no se devolvería al inquilino, aunque tampoco todos los propietarios lo exigen.
  • Seguro (songai hoken-ryo): seguro de la propiedad inmobiliaria.
  • Comisión de mediación (chuukai tesuu-ryo): pago a la agencia inmobiliaria del equivalente a 15 días o un mes de alquiler.

Además necesitará contar un avalista solidario que pudiera asumir la responsabilidad del pago del alquiler (yachin) en caso de impago o necesidad de costear el arreglo de desperfectos. Este avalista puede ser una persona física, o una compañía contratada a tal fin o en algunos municipios se brinda un servicio de aval público (hosho seido).

Otra figura diferente sería la del guarantor (hosho-nin), que sería una persona física que actúa de garante de su “calidad” como inquilino.

Habitualmente los gastos de mantenimiento y manejo del edificio y espacios comunes (kanri-hi, kyoueki-hi) se pagan de manera independiente al alquiler.

Para más información sobre el alquiler de viviendas en Japón, puede consultar la página web de la Asociación de Gestión de la Propiedad de Japón en la que podrá encontrar información en inglés.

Abrir una cuenta bancaria

Se trata de un trámite a priori sencillo, para el que sólo debería necesitar la tarjeta de residencia y su inkan . No obstante, a veces no es fácil y necesitaremos el apoyo de nuestra empresa o de alguien que hable y escriba japonés.

Es habitual abrir varias cuentas de ahorro, ingreso de nómina o domiciliación de pagos.

Con el apoyo de su empresa podrá obtener una tarjeta de crédito, aunque en general no es un trámite fácil para los extranjeros, quienes a menudo, cuando su pareja es japonés/esa, obtienen una tarjeta familiar cuyo titular es su pareja. Otra opción es recurrir a empresas, que tengan más relación con clientes extranjeros (centros comerciales, grandes tiendas de tecnología).

Es recomendable hacer un pequeño estudio sobre las comisiones que cobra cada cajero por sacar dinero ya que hay múltiples ofertas.

Además puede resultar útil planificar el uso de los cajeros automáticos ya que cobran comisiones según la hora del día, y no suelen estar activos durante las noches ni los fines de semana y festivos.

Recibir atención médica

Las condiciones sanitarias de Japón son buenas y los médicos y los hospitales japoneses tienen buena reputación, aunque hay que tener en cuenta que la atención y tratamientos médicos son caros, por eso inicialmente es recomendable hacerse un seguro médico privado, o seguro del viajero que cubra gastos médicos.

Además, si su estancia va a superar los 3 meses, al tiempo que registra su residencia en el ayuntamiento u oficina municipal que corresponda, deberá iniciar los trámites para registrarse en el sistema público de cobertura sanitaria: bien en el Kenko Hoken, para las personas que trabajan por cuenta ajena, o en el el Kokumin Kenko Hoken para autónomos, estudiantes, etc.

Habitualmente el seguro de salud público se paga mensualmente mediante domiciliación bancaria, y la cuota depende del municipio de residencia, de los ingresos percibidos y del número de miembros que compongan la unidad familiar. Los asegurados pagarán, por lo general, el 30% de los gastos médicos.

En el momento que tenga un contrato laboral la inscripción en el Seguro de Salud (Kenko Hoken) se hará a través de la institución que le contrate, y la mensualidad se descontará de su nómina.

Muchos de los centros médicos a los que pueda acudir brindarán atención médica exclusivamente en japonés. No obstante, puede consultar en la página web de la Embajada de España en Japón (http://www.exteriores.gob.es/Embajadas/TOKIO/es/VivirEn/Paginas/EducacionSanidad.aspx), en las Asociaciones para el intercambio Internacional, o simplemente asesorarse a través de su círculo más cercano, sobre en qué centros podría recibir atención en inglés.

En cualquier caso, si necesita atención médica no estará de más que intente ir acompañado por alguien que pueda hacer de intérprete.

Por último, cabe destacar que existe un Convenio entre España y Japón de Seguridad Social que cubre el reconocimiento de prestaciones de jubilación o retiro, prestaciones de incapacidad permanente o inutilidad no derivadas de accidente de trabajo o enfermedad profesional y prestaciones de muerte y supervivencia no derivadas de accidente de trabajo o enfermedad profesional.



Flecha.png Volver a índice ¿Quiere investigar en Japón?
Flecha.png Volver a Menú Página principal



ACEJP.jpeg       EmbEspaña-Tokio.png       FECYT.png